La tecnología y los  6 dominios de la calidad de atención médica

Un artículo de Betty Dunagan que usted debe leer

David De León

Cuando era estudiante de medicina, mi preceptor en el Hospital Santo Tomás fue el Dr. Diógenes Arjona en la rotación de medicina interna. Algo que dejó en mi este maestro fue la concepción de que un profesional de la salud siempre debe estar estudiando, lo que en medicina significa leer artículos (journals) científicos basados en evidencia, es decir, estudios, casos o revisión de estudios, con el fin de nutrir a la comunidad médica. Me dijo que él se leía hasta 2 artículos al día, estaba afiliado a páginas de estos journals y recibía suficientes como para leer 8 a la semana y estar actualizado con lo último de lo último. En esa época júrelo que lo vi imposible para mi persona, verme a mí estudiando y revisando información de estudios extranjeros diariamente, a pesar de tanto trabajo diario, tranques en la ciudad, llegar a casa para tratar de dar tiempo a la familia y a uno mismo. 

Efectivamente cuando comencé a laborar y laborar, tampoco vi el tiempo y la necesidad de esto, me bastaba con libros o el material que se te da en cursos. Sobre todo para alguien que se dedica a medicina enfocada en las urgencias (donde sigo ejerciendo).  Pero no fue hasta que me convertí en un médico emprendedor que descubrí mi verdadera pasión por el conocimiento, y este era el de poder servir de asesor a mis colegas, porque ¿con quién consultan los doctores?

No me refiero a las razones que tienen los pacientes o los doctores cuando se enferman, me refiero a cuando tienen sus proyectos personales, cuando quieren emprender sus negocios de salud o simplemente mejorar sus negocios. Allí buscan asesores de finanzas, contadores u otros, que realmente no comprenden el estilo de vida, de educación, de economía y pensamiento que tiene un profesional de la salud. 

Desde entonces estoy suscrito a más de 6 publicadoras de journals de sistemas de información y administración de salud, analítica de TI en salud y avances de TI de salud. Entre estos tengo a los artículos de mejora de procesos de gestión en organizaciones con sistemas de información de salud de la HIMSS (Sociedad de Sistemas de Información y Gestión de Salud). Entre estos encontré el artículo a continuación, que le recomiendo leer y he traducido parte del mismo para compartirle.

Definición de calidad de atención médica

El Instituto de Medicina define la calidad de la atención médica por los siguientes seis atributos. Cada atributo también incluye algunas formas en que la tecnología adecuada puede ayudar a respaldar estas iniciativas.

1. Seguridad: los pacientes no deben sufrir daños mientras reciben la atención para ayudarlos. Una amplia gama de tecnologías puede ayudar a apoyar este esfuerzo. Por ejemplo, el software de soporte de decisiones clínicas puede alertar a los médicos sobre posibles interacciones adversas de medicamentos o posibles diagnósticos alternativos de pacientes. De manera similar, los sistemas de administración de medicamentos de ciclo cerrado basados ​​en códigos de barras (CLMM) pueden garantizar que el paciente correcto reciba el medicamento correcto en la dosis correcta por la ruta correcta y en el momento adecuado. Incluso una tecnología básica, como un sólido sistema de administración de documentos, puede alertar al personal clave sobre las deficiencias de los registros del paciente que pueden afectar negativamente el cumplimiento normativo y la calidad general de la atención.

2 . Centrada en el paciente: la atención debe respetar y responder a las preferencias, necesidades y valores individuales del paciente. Además, estos valores deben guiar todas las decisiones clínicas. Para brindar una verdadera atención centrada en el paciente, es esencial que todos los interesados ​​clínicos tengan una visión integral del historial médico completo de cada paciente. Esto incluye datos discretos, documentación clínica y todas las imágenes médicas. Un sistema de gestión de contenido empresarial (ECM) y una solución empresarial de imágenes que incluye un archivo neutro de proveedor (VNA) y componentes de visualización empresarial pueden ayudar a que toda la información del paciente sea accesible desde plataformas clínicas centrales, como EHR o PACS, proporcionando una base informativa para el cuidado centrado en el paciente.

3. Oportuna: la reducción de los tiempos de espera y los retrasos potencialmente dañinos tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios tienen un gran impacto en la calidad. Las tecnologías, como los sistemas de seguimiento y el software de flujo de trabajo automatizado que agilizan el tráfico de pacientes y los procesos clínicos mediante la automatización de tareas manuales y la aceleración de los tiempos de ciclo, pueden ayudar a garantizar la entrega oportuna de la atención.

4. Eficaz: la atención basada en la evidencia ayuda a garantizar resultados óptimos y evitar tanto la sub utilización como el uso indebido. El análisis de datos y las tecnologías para la gestión de la salud poblacional pueden ayudar a los médicos a recetar los tratamientos más efectivos para los pacientes, porque estas tecnologías evalúan la información contenida en el registro médico del paciente y la comparan con los resultados del plan de tratamiento de pacientes con perfiles similares.

5. Eficiente: brindar atención de calidad requiere reducir el desperdicio, incluido el desperdicio de equipos, suministros, ideas y energía. Existen literalmente cientos de tecnologías enfocadas en reducir el desperdicio para implementar en todas las áreas de un hospital. De hecho, manejar papel es a menudo una fuente de degradación de la eficiencia. La captura inteligente de datos, el flujo de trabajo automatizado y las tecnologías de administración de documentos pueden minimizar la costosa creación, enrutamiento y retención de papel en todas las áreas de la empresa, desde cuentas por cobrar hasta recursos humanos y departamentos de administración de información de salud.

6. Equitativa: la calidad de la atención no debe variar debido a las características personales, como el sexo, la etnia, la ubicación geográfica y el nivel socioeconómico. Las tecnologías modernas, como la telemedicina y el control remoto de pacientes, brindan los más altos niveles de cuidado incluso en las ubicaciones más rurales. Estas herramientas finalmente están rompiendo las barreras físicas a la atención que a menudo impidieron la verdadera equidad en el pasado.

Como puede ver, aunque lograr la calidad de la atención médica es más importante y desafiante que nunca, varias tecnologías pueden ayudar a los proveedores a manejar este desafío. Asegúrese de equipar a sus profesionales de calidad con las herramientas que necesitan para optimizar su impacto en el sistema de salud y sus pacientes.